Son multitud las empresas y autónomos a los que les colocaron un Swap a modo de falso seguro o cobertura de tipos de interés, sin informar ni advertir de su carácter altamente especulativo y de su elevado riesgo.

La mayoría de estas permutas de tipos de interés (Swap, Clip, IRS…), fueron colocadas de forma masiva e indiscriminada entre los años 2006 a 2009, vendidas como meros productos de cobertura para cubrir la financiación de las empresas frente a las subidas del Euribor, pero sin advertir que, en caso de que el Euribor bajase, serían ellas quien tendrían que pagar elevadas cantidades de dinero a la entidad bancaria.

Existe consolidada jurisprudencia que declara la nulidad de este tipo de productos por vicio en el consentimiento, dado que quien lo adquiría desconocía que estaba contratando un producto especulativo y de riesgo elevado. Una apuesta contra el banco sobre la evolución del Euribor.

El problema que se les plantea a quien a día de la fecha no ha reclamado, es que la acción de anulabilidad ya se encuentra caducada al haber transcurrido más de 4 años desde que comenzaron las liquidaciones negativas, no pudiendo por ello solicitar la nulidad del contrato.

Ahora bien, aún se puede interesar una indemnización por daños y perjuicios por la responsabilidad en que incurrió la entidad bancaria al incumplir sus obligaciones legales y contractuales de informar correctamente sobre la verdadera naturaleza, funcionamiento y riesgos del contrato. Dicha acción de indemnización prescribiría en el año 2020 para la mayoría de contratos.

En Bazaga Legal hemos vuelto a conseguir una importante sentencia en cuya virtud, Banco Santander tendrá que indemnizar a nuestro cliente con 316.000€, más intereses y costas, por la deficiente información facilitada en el año 2008 cuando le colocaron un Swap y en el año 2009 cuando éste fue reestructurado.

Asimismo, se ha declarado la nulidad de un documento de renuncia a acciones judiciales que la entidad bancaria le obligó a firmar a fin de poder renovar la financiación que en su día mantenía con la entidad.

Si estas en esta situación, no lo dudes y reclama tus derechos.

sentencia sin datos personales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *