Volvemos a conseguir el sobreseimiento de una ejecución hipotecaria, con condena en costas para el ejecutante.

En esta ocasión, ha sido el Juzgado de Primera Instancia Nº8 de Málaga, quien ha decretado el sobreseimiento de una ejecución hipotecaria como consecuencia de la declaración de nulidad de la Cláusula Suelo que contenía el préstamo hipotecario ejecutado, motivo este por el que, declarada nula la Cláusula Suelo, nos encontramos con que a fecha de vencimiento anticipado concurriera una situación de recíproco incumplimiento (impago del ejecutado y cobro de intereses indebidos por la ejecutante), lo que conlleva la inexigibilidad de la totalidad de la cantidad reclamada por indeterminación de la deuda, así como por no poder valerse de una cláusula de resolución contractual el contratante que no ha incumplido previamente.

auto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *