Nueva sentencia que declara la nulidad de una tarjeta de crédito tipo «revolving» adquirida en el año 2006 al considerarse usurario el TAE del 24.5% fijado en contrato, si bien se llegó a aplicar un TAE del 27,50%.

Como consecuencia de su nulidad, nuestro cliente no tendrá que pagar el saldo deudor  que restaba, se considera pagada la totalidad de la deuda y, además, recuperará más de 8.000€ al ser la diferencia entre lo dispuesto y lo pagado por todos los conceptos (intereses, gastos y comisiones), más intereses legales y costas procesales.

sentencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *